Alianza Social de Trabajadores de la Industria Mexicana

sábado, 24 de marzo de 2012

LAS MAS...DE LA PORTADA DEL DIARIO LA JORNADA DEL 24 DE MARZO DE 2012

El sector informal supera al formal
Académicos de la UNAM analizan el tema
Unas 300 mil personas pasaron en febrero a las filas de la desocupación, revela el Inegi
Sube a 5.18 por ciento el desempleo en febrero; el mayor en los pasados cinco meses
En sexenios panistas se perdieron 700 mil plazas formales: expertos
Cerca de 300 mil desocupados más: Inegi
El fenómeno se eleva entre los hombres
Israel Rodríguez J.
Periódico La Jornada
Sábado 24 de marzo de 2012, p. 27
El desempleo en México registró un sorpresivo aumento en febrero de este año, al situarse la tasa de desocupación en 5.18 por ciento, la mayor en los últimos cinco meses y 0.42 puntos porcentuales superior a la de enero pasado, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
De esta manera, alrededor de 300 mil personas se incorporaron a la desocupación durante el segundo mes del año, al pasar de 2.3 millones de desempleados en enero a 2.6 millones en febrero con una población económicamente activa (PEA) de 50.2 millones de personas.
Por su parte, el empleo informal también aumentó de un índice de 29.02 alcanzado en febrero de 2011 a 29.14 por ciento, en febrero de 2012, lo que significó que unas 400 mil personas se incorporaron a la economía subterránea con ingresos precarios y sin ninguna protección social. En febrero del año pasado, alrededor de 13.5 millones de personas se encontraban en el sector informal y para febrero de 2012 llegó a 13.9 millones.
Por sexo, la tasa de desocupación en los hombres aumentó de 5.52 por ciento en febrero de 2011 a 5.62 por ciento en igual mes de 2012, y la de las mujeres descendió de 5.14 a 4.85 por ciento.
En febrero de 2012, 28.3 por ciento de los desocupados no completó los estudios de secundaria, en tanto que los de mayor nivel de instrucción representaron 71.7 por ciento.
En cifras no ajustadas por estacionalidad, la tasa de desempleo en términos anualizados se situó en febrero en 5.33 por ciento, menor a 5.38 por ciento del mismo mes de 2011, pero por arriba del pronóstico de entre 4.80 y 4.81 por ciento del consenso de los analistas.
A pesar del dato negativo de febrero, los analistas de Banamex estimaron que no se modifica la tendencia descendente del desempleo. Según sus estimaciones, la tasa de desempleo abierto continuará descendiendo en los próximos meses para alcanzar un nivel promedio anual de 4.8 por ciento en 2012.
De la población económicamente activa (PEA), 94.67 por ciento estuvo ocupada en febrero, sin embargo a su interior se manifiesta un subuniverso de casos que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, razón por la cual a este subconjunto se le denomina subocupados. En febrero pasado, éstos representaron 8.5 por ciento de la población ocupada, lo que significó una disminución mensual de 0.35 puntos porcentuales en relación con enero pasado, pero en términos anuales creció 0.4 por ciento.
El porcentaje de subocupación es más alto en los hombres que en las mujeres, correspondiendo a esta categoría 9.5 por ciento de la población ocupada masculina frente a 6.8 por ciento de la femenina, en febrero de 2012.
En tanto, la población ocupada por sector de actividad se concentró 42.3 por ciento en los servicios; 19.8 por ciento en el comercio; 15.7 por ciento en la industria manufacturera; 13.2 en las actividades agropecuarias; 7.5 en la construcción; en otras actividades económicas, que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, 0.7, y el restante 0.8 por ciento no especificó su actividad.
El Inegi precisó que la tasa de desocupación por entidad federativa en la que se registraron los menores índices de desempleo fueron: Chiapas con 2.10 por ciento; Guerrero, 2.25, y Campeche, con 2.35 por ciento. Por el contrario, los estados con mayores tasas de desempleo se registraron en: Tamaulipas con 7.69 por ciento; seguida de Aguascalientes con 6.61 y Durango con 6.60 por ciento.
En el sector informal, 60% de la PEA
Riesgo de aumento del ejército delincuencial
Fernando Camacho Servín
Foto
Una de las ferias del empleo realizadas en la ciudad de MéxicoFoto Roberto García Ortiz
Durante los gobiernos panistas, en México se han perdido alrededor de 700 mil empleos formales, particularmente en el área de las manufacturas, y ahora el sector informal es más grande que el formal, ya que representa casi 60 por ciento de la población económicamente activa (PEA).
Así lo advirtieron los académicos responsables de los proyectos Balance de la red de protección social en México desde la problemática de los trabajadores pobres de la economía informal y Experiencias y estrategias de protección social desde organizaciones de trabajadores informales en México.
Ambas iniciativas fueron coordinadas por especialistas del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Consorcio de Investigación Económica y Social y la organización Mujeres en el empleo informal: globalizando y organizando (Wiego, por sus siglas en inglés).
La académica Norma Samaniego advirtió que una de las principales conclusiones de los estudios es que, de acuerdo con un concepto más amplio de lo que significa la informalidad, este sector de la economía ya rebasó a la formal, pues agrupa a 26.3 millones de personas, equivalentes a 59 por ciento de la PEA.
Partimos de una acepción más amplia de la informalidad, que comprende a grupos como los trabajadores rurales en condiciones de subsistencia; los domésticos remunerados pero sin prestaciones de salud; los no remunerados de cualquier empresa o sector, y uno que ha crecido mucho: el de los subordinados a un patrón, con o sin salario, pero sin acceso a la seguridad social, indicó.
Del total de trabajadores informales, el 57 por ciento está en el sector terciario, y el resto se divide a partes iguales ente el primario y el secundario. Los hombres representan 58 por ciento, por 42 por ciento de las mujeres, y más de 80 por ciento de ellos acceden a estas labores entre los 14 y los 19 años, aunque también hay un gran número de personas que lo hacen después de los 60 años.
Nivel de instrucción, variable determinante
Otro hallazgo de los estudios –realizados en el Distrito Federal, Monterrey, Oaxaca y Mérida–, es que una variable determinante para acceder o no al empleo formal es el nivel de instrucción escolar, puesto que el 90 por ciento de quienes sólo tienen primaria terminaron en la informalidad, mientras que quienes llegaron a educación media superior o superior, lograron obtener en mayor porcentaje un trabajo en el sector formal.
El analista Ciro Murayama subrayó por su parte que el trabajo informal es efecto y no causa del mal desempeño económico del país, y se ha constituido como una válvula de escape ante la falta de oportunidades de desarrollo o ante la pérdida de empleos, como los 700 mil que desaparecieron de 2000 a 2010 en el sector industrial.
Frente a este escenario, propuso establecer un sistema universal de salud y protección social que no dependa de tener empleo formal, financiado con impuestos generales mediante una reforma fiscal que grave más a los sectores más acaudalados; fijar nuevos estándares para medir la informalidad, y restructurar la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.
Si este plan no prospera, se corre el riesgo de que los 13 millones de jóvenes que se volverán mayores de edad en esta década y no tendrán acceso a la universidad, se sumen a los que hoy no lo tienen, y eso pueda generar un eventual aumento de la criminalidad. Si no cambiamos la política económica y no somos capaces de crecer al 7 por ciento anual, pronto vamos a tener un amplio ejército delincuencial de reserva, alertó.

El gobierno no los está buscando, denuncian ante la CIDH
Nulo empeño en identificar restos hallados en fosas clandestinas, acusan
La falta de diligencia, asunto de discriminación hacia excluidos, sostienen
Autoridades federales responden que hacen esfuerzos en materia forense
Existe compromiso y apertura para atacar esta compleja situación, dicen
Falta interés del Estado para identificar restos, principalmente de centroamericanos, señalan
México no investiga cuando desaparecen migrantes, denuncian ONG ante la CIDH
El país hace grandes esfuerzos en materia forense, responden autoridades federales ante acusaciones
Dpa
Periódico La Jornada
Sábado 24 de marzo de 2012, p. 18
Washington, 23 de marzo. Organizaciones no gubernamentales (ONG) denunciaron hoy en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lo que califican de falta de claridad y de esfuerzos en México a la hora de identificar los restos de migrantes desaparecidos, como los hallados en las fosas comunes de San Fernando, Tamaulipas, por lo que reclamaron la creación de mecanismos que permitan una supervisión internacional del proceso, así como mayor colaboración con los países de origen de las víctimas, en su mayoría centroamericanas.
No tuvimos apoyo del gobierno mexicano para la búsqueda; las autoridades nos cierran las puertas, no quieren darnos información, simplemente no los están buscando, denunció ante la CIDH Candelario Castillo, cuyo hijo desapareció en un autobús que transportaba migrantes que se dirigían a Estados Unidos, cuando iba por Tamaulipas.
Mi hijo está desaparecido con 20 más y las autoridades mexicanas no han hecho absolutamente nada, lamentó durante una audiencia sobre la situación de migrantes no localizados y restos no identificados en México, en el primer día de sesiones de la CIDH en Washington, en la que el Estado mexicano replicó argumentando los grandes esfuerzos que hace en materia forense.
Según la representante del Equipo Argentino de Antropología Forense, Mercedes Doretti, organizaciones de derechos humanos estiman en casi 10 mil el número de víctimas de la violencia en México que no han sido indenficadas en los pasados seis años. De ellos –dijeron–, más de mil 200 son cadáveres recuperados entre 2007 y 2011 de 310 fosas clandestinas; se sospecha que muchos podrían ser migrantes que atravesaban el país en su intento por llegar a Estados Unidos, situación que hace necesaria más que nunca la aplicación de nuevos mecanismos forenses para lograr una respuesta más satisfactoria en cuanto al acceso a la verdad y la justicia de los varios miles de familiares de indocumentados mexicanos y centroamericanos desaparecidos en México en su camino hacia Estados Unidos, sostuvo.
Por su parte, la directora de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Ana Lorena Delgadillo, calificó la situación de tragedia humanitaria. En cualquier país democrático habría un antes y un después, sostuvo.
Foto
Migrantes se internan en el desierto de Arizona, en la región del Sásabe, Sonora, en su intento por mejorar sus condiciones de vidaFoto Marco Peláez
Según denunció, tras la falta de diligencia en la identificación de desaparecidos en México se esconde un asunto de discriminación. México no investiga la desaparición de los más pobres y los excluidos, no los busca vivos, sino que espera a que aparezcan sus restos, lamentó.
Para estas organizaciones, la situación mejoraría con la aplicación de cuatro propuestas.
Por una parte, solicitaron la formación inmediata de una comisión multidisciplinaria de expertos forenses internacionales que –dijo Doretti– colabore con los funcionarios mexicancos en la identificación de los restos recuperados en agosto de 2010 y abril de 2011 en San Fernando.
Además, consideraron fundamental su preservación, así como la de aquellos que aún no han sido trasladados; exigen que no sean cremados ni enviados a una fosa común.
En tercer lugar, las ONG pidieron la creación de un mecanismo nacional que facilite el intercambio de información sobre restos no identificados y sobre mexicanos y centroamericanos desapa- recidas en el país, para lo cual señalaron que en naciones como Honduras y El Salvador ya existen bancos forenses con centenares de datos de migrantes y sus familiares, que aportarían valiosa información a un sistema similar en México.
Finalmente, reclamaron el acompañamiento de la CIDH y del Alto Comisionado de la ONU para el buen desempeño tanto de la comisión como del sistema nacional y regional de datos forenses.
Por su parte, autoridades mexicanas afirmaron estar dispuestas a estudiar algunas de las peticiones, pero dijeron que México primero tiene que finalizar sus propios sistemas de datos forenses. Asimismo, subrayaron el compromiso del gobierno de Felipe Calderón con un tema complicado. El Estado mexicano reconoce la compleja situación que se está viviendo en materia de las personas no localizadas, afirmó el subsecreario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Max Diener Sala.
Tanto la CIDH como las ONG subrayaron la urgencia de que el gobierno cumpla con su obligación legal y moral de dar una respuesta a las familias" que están en vilo en toda la región.

Llegada del papa Benedicto XVI al Aeropuerto Internacional del Bajío, donde fue recibido por el presidente Felipe Calderón. Miles de personas atestiguaron su tránsito de esa terminal al sitio donde pernocta durante su estancia en Guanajuato Foto Alfredo Domínguez
Benedicto XVI / La Visita
Opina que el marxismo no corresponde con realidad de Cuba
Hay que desenmascarar el mal del narcotráfico, afirma Joseph Ratzinger
Agencias
Periódico La Jornada
Sábado 24 de marzo de 2012, p. 6
A bordo del avión papal/León, Gto., 23 de marzo. El papa Benedicto XVI manifestó este viernes que es necesario desenmascarar el mal del narcotráfico en México, origen de la ola de violencia que padece el país, donde miles de personas han sido asesinadas en los pasados cinco años.
El pontífice arribó por la tarde a México, segundo país con más católicos después de Brasil, donde miles de fieles, entusiastas, lo esperaron en Guanajuato.
Debemos hacer todo lo posible para combatir este destructivo mal que ataca la humanidad y nuestra juventud, expresó a periodistas a bordo del avión que lo trasladó de Roma a León, Guanajuato.
Es responsabilidad de la Iglesia educar conciencias, enseñar responsabilidad moral y desenmascarar el mal, esta idolatría por el dinero que esclaviza al hombre, las falsas promesas, las mentiras y el fraude que están detrás de las drogas, señaló.
Posteriormente comentó que la ideología marxista ya no corresponde con la realidad de Cuba. La Iglesia católica, apuntó, está dispuesta a ayudar a la isla a encontrar nuevas formas para avanzar sin trauma y a lograr una transición pacífica.
Señaló que “nuevos modelos deben ser encontrados con paciencia y de forma constructiva. Nosotros –añadió– queremos ayudar”.
Deseamos contribuir a un diálogo espiritual para evitar traumas y ayudar a avanzar en una sociedad que es fraternal y justa, que es lo que deseamos para todo el mundo.
El Papa se entrevistará este sábado con el presidente Felipe Calderón, conservador y católico, en momentos en que su estrategia de combate a los cárteles de las drogas es cuestionada y a pocos meses de que los mexicanos elijan a quien lo sucederá a partir del primero de diciembre.
En la ciudad de León, famosa por fabricar zapatos, los fieles colocaron fotografías de Benedicto XVI en las fachadas de sus casas, inclusive en lugares de venta de los tradicionales tacos, y anuncios espectaculares sobre avenidas transitadas.
Cientos de personas entran y salen de tiendas de artículos religiosos y numerosos templos en el centro de la ciudad, donde se ve a muchas monjas y sacerdotes caminando por las calles.
Sí, estoy muy entusiasmada de que venga el Papa, ahora que México está de cabeza, hay mucha violencia y mucha gente no tiene empleo, comentó Francisca Martínez, de 51 años, cuando salía de orar de una iglesia acompañada por una de sus hijas.
La sombra de Juan Pablo II y Marcial Maciel
Pero pese al fervor católico en León, en el resto del país Benedicto XVI no despierta tanta expectativa como su antecesor, Juan Pablo II, quien visitó México cinco veces.
La fe católica en México se ha visto disminuida por una labor pastoral menor, lo que ha permitido a iglesias protestantes ganar terreno, pero también por el escándalo del sacerdote mexicano Marcial Maciel, quien por décadas abusó sexualmente de seminaristas y llevó una vida doble, algo que fue reconocido por la Iglesia en 2010.
Maciel, uno de los favoritos de Juan Pablo II, fue sentenciado por la Iglesia en 2006 a una vida de penitencia y encierro, pero sin haber enfrentado la justicia y cobijado por el imperio económico que formó con las donaciones de familias mexicanas millonarias.
El entusiasmo que se está viviendo en León no es el mismo que en el resto del país, aseveró Bernardo Barranco, especialista en temas religiosos, quien escribió el prólogo del libro La voluntad de no saber.
El tema de los abusos del padre Maciel evidentemente viene a opacar la visita, agregó.
Una encuesta divulgada el viernes mostró que 82 por ciento consideraba santo padre a Juan Pablo II, mientras sólo 2 por ciento ve de esa manera a su sucesor.
Benedicto XVI desarrollará todas sus actividades en Guanajuato, incluida una misa multitudinaria el domingo, a la que asistirán miles de personas.
Según el sondeo, 72 por ciento de consultados dijo esperar que el Papa se refiera a la inseguridad que vive el país, frente a 24 por ciento que prefiere que no lo haga.
Sabemos que tiene que dar un mensaje de que esto puede cambiar. Aquí estamos hartos, no es posible que sigamos igual, señaló Rubén Santibáñez, médico de una asociación de doctores católicos, cuya hermana viajó de Los Ángeles para ver a Benedicto XVI y en el camino encontró avenidas bloqueadas por narcotraficantes en la ciudad de Guadalajara.
Este sábado será presentado a la prensa, en León, un libro con más de 200 documentos que buscan demostrar que el Vaticano sabía de los abusos de Maciel desde la década de 1940.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada